Fabrica tu crema casera para un tratamiento antiarrugas fácilmente

crema-casera-antiarrugas

A determinada edad es totalmente normal que la piel empiece a perder su firmeza y que empiecen a aparecer las tan odiadas arrugas. También es muy normal el intentar ocultar dichas arrugas de todas las maneras posibles, incluso con cremas muy caras y de gran renombre. En este artículo vamos a ver cómo hacer una crema antiarrugas casera para mejorar el aspecto de nuestra piel y poder ayudar a ahorrar en casa.

Por qué aparecen las arrugas

 

Dichas arrugas no solo aparecen por la edad, también afectan otros factores como pueden ser el tomar demasiado el sol, el uso excesivo de maquillaje, los cambios hormonales de los ciclos naturales del cuerpo, fumar o las dietas poco sanas.

Cuando usamos un tratamiento antiarrugas tenemos que tener en cuenta todos esos factores y no solamente la edad. Con la crema que vamos a ver en este artículo podremos preparar la piel para nutrirla e hidratarla, con lo que desaparecerán la mayoría de las arrugas, y nos da una muy buena base si queremos luego utilizar otras cremas más caras.

Vamos a preparar una crema casera para hacer una mascarilla que nos va a dar muchísima suavidad en la piel, hidratarla y eliminando las arrugas. Además contiene muchos antioxidantes, que nos van a quitar impurezas de la cara y ayudar a su limpieza.

Ingredientes

Para la preparación de una aplicación de la crema se necesitan los siguientes ingredientes que solemos tener siempre por casa:

  • Una cucharada de leche
  • Una cucharada de miel
  • Una taza de agua
  • Tres cucharadas de arroz

Si queremos hacer más crema de una vez también podemos, modificando las cantidades de manera acorde.

Preparación

Hierve el arroz con el agua en una cazuela durante 3 minutos, mientras se mueve con una cuchara de madera.

Una vez que haya pasado el tiempo, hay que dejarlo enfriar durante 1 hora para separar el almidón del arroz, y hay que colar el agua.

Luego ponemos la miel y la leche con el arroz y mezclamos bien, machacando el arroz hasta que se forme una pasta densa.

Esta es la crema casera, que podemos utilizar en el momento o guardar en la nevera para otras veces (mejor en un tarro de cristal).

Uso

A la hora de aplicar la crema, lo primero que tenemos que hacer es lavarnos la cara con agua caliente. Una vez bien seca, hay que aplicar la crema con un suave masaje en círculos pequeños por toda la cara y dejar que actúe durante 15 minutos. Luego nos enjuagamos la crema con agua templada y ya hemos terminado.

Podemos hacer este tratamiento una vez a la semana, y los resultados son visibles a partir del mes, ya que los nutrientes que aporta esta crema se van acumulando en la piel y ayuda a recuperar la elasticidad natural.

 

 

Si te ha parecido útil, puedes compartir esta receta con tus amigas, te lo van a agradecer. O leer más en los siguientes enlaces:

Fabrica tu crema casera para un tratamiento antiarrugas fácilmente