pH de la piel: qué es y por qué es importante

Junto con el tipo de piel , el pH es uno de los factores determinantes en la elección de cosméticos para rostro, cuerpo y cabello. De hecho, es precisamente en función del pH que tendrás que adaptar tu rutina de belleza y recurrir a una u otra cura. El pH, sin embargo, varía según el tipo de piel: puede ser alcalino , ácido o neutro . Hoy te ayudamos a comprender mejor el principio y la importancia del pH de la piel .

pH de la piel: qué es

pH es la abreviatura de potencial de hidrógeno . Este parámetro se utiliza para medir la acidez o alcalinidad de las sustancias . El valor del pH es muy importante ya que muchas enzimas, moléculas y procesos celulares requieren un pH específico para su funcionamiento óptimo.

El pH interfiere a la hora de combatir posibles infecciones cutáneas y está formado por el sebo producido por las glándulas sebáceas, por el ácido láctico y por los aminoácidos del sudor, que forman el manto ácido que se encuentra en nuestra piel.

El pH de la piel está condicionado por muchos factores, tanto internos como externos. Los factores externos incluyen la contaminación, la temperatura, el uso de productos o alimentos.Entre los factores internos, pueden influir la edad, la genética o el género .

¿Cómo medir el pH de la piel?

La piel es el órgano que forma nuestra principal barrera de defensa contra el medio ambiente y las infecciones. Por tanto, el papel del pH es muy importante para el buen funcionamiento de esta barrera.

Los valores de pH varían en una escala que va de 0 a 14. Existe un pH neutro cuando su valor es 7, valores de pH por debajo de 7 son valores ácidos , y valores de pH básicos o alcalinos son aquellos que están por encima de 7. Por eso el Ph es muy importante para el cuidado de nuestra piel.

Cuando se trata de pH, es necesario distinguir entre el pH de hombres y mujeres , ya que es diferente. De hecho, es ligeramente más ácido en los hombres (4,8) que en las mujeres (5). Sin embargo, podemos clasificar los tipos de piel según el pH, así:

  • La piel seca tiene un pH por debajo de 6,5, que es bastante ácido
  • Una piel grasa tiene un pH superior a 6,5, por lo tanto alcalino
  • El pH de la piel normal es de alrededor de 6,5: por lo tanto, es neutro y bien equilibrado.

También cambia según la zona del cuerpo. Por ejemplo, el pH en el área de la axila es más ácido que entre los dedos de manos y pies.

Medir el pH de tu piel está al alcance de todos. Para determinar su tipo, sin embargo, el truco más sencillo es realizar la llamada prueba del papel de seda .
Tras un desmaquillado completo, hay que esperar unos 30 minutos, el tiempo necesario para que la piel recupere su equilibrio. Aplicar una hoja de papel de seda (como papel higiénico) en la parte central del rostro (frente, nariz, mentón), y otra en una mejilla, durante unos segundos (sin frotar). Entonces podemos «leer» el resultado:

  • si las dos hojas están humedecidas es porque han absorbido algo de sebo: la piel es grasa y la mayor parte del tiempo tiene un aspecto brillante y poros dilatados
  • si la hoja del medio está ligeramente manchada, pero la otra permanece intacta, la piel es mixta (o normal), un poco más grasosa en la nariz y la frente, no hay problemas en el resto
  • si las dos hojas no tienen rastros, la piel está más bien seca . También es a menudo delgado y, a veces, áspero, fácilmente propenso a la tensión y las arrugas.

¿Cómo elegir tu propio cuidado en función del pH de la piel?

A menudo pensamos que, para respetar mejor nuestra piel y su equilibrio natural, es necesario elegir cosméticos con un pH neutro. ¡Es un error! Mientras que la piel normal necesita un pH neutro, la piel seca y grasa no.Por lo tanto, cada tipo de piel necesita un pH específico.

pH de la piel – Piel normal

La llamada piel «normal» no presenta problemas cutáneos particulares. Su pH es neutro y bien equilibrado porque no es ni demasiado ácido ni demasiado básico. El cuidado de la piel y la cosmética deben permitir mantener este equilibrio natural. Si tienes una piel normal, debes aplicar productos con un pH neutro , cercano al de la película hidrolipídica.

PH de la piel – Piel seca y sensible

Las pieles secas y sensibles tienen un pH más ácido , generalmente cercano a 4. Este exceso de acidez provoca rojeces y granitos, favorece la deshidratación y la aparición de ciertas enfermedades como los eczemas. La piel también está menos protegida y reacciona más a las agresiones externas.
Para este tipo de pieles se recomienda aplicar tratamientos ligeramente alcalinos para reequilibrar el pH y hacerla menos ácida.

PH de la piel – Pieles grasas o con tendencia acnéica

Las pieles grasas y/o con tendencia acneica tienen un pH demasiado alcalino . Esto promueve la irritación, el desarrollo de bacterias que causan el acné y la dilatación de los poros. Por lo tanto, es importante aplicar el cuidado a un pH ácido para acercarse al pH natural de la piel. Con un pH de 5, por lo tanto ligeramente ácido, el gel de aloe vera es adecuado para este tipo de pieles. Los aceites esenciales también son naturalmente ácidos.

¿Estás buscando productos específicos para tu tratamiento diario del acné ? Lea nuestra guía completa: Crema para espinillas y encuentre el producto adecuado para usted.

pH de la piel: cuidados diarios para una piel perfecta

La piel es un órgano muy importante para nuestra salud y bienestar, pero en muchas ocasiones no la cuidamos lo suficiente.

Estos son algunos consejos para una piel perfecta :

pH de la piel – Limpieza diaria

Sin una limpieza adecuada, los poros pueden obstruirse y los productos cosméticos que apliquemos no podrán funcionar correctamente, por lo que no serán efectivos. De hecho, es muy importante eliminar diariamente de la piel los restos de sebo, suciedad, polución , productos aplicados y productos de desecho.

Para el rostro , se recomienda limpiar la piel dos veces al día, por la mañana y por la noche. Utilizando productos adecuados a tu tipo de piel (seca, normal, mixta o grasa) y a tus necesidades.

En cuanto a la limpieza del cuerpo , una vez al día suele ser suficiente, ya que no está tan expuesto al medio ambiente.

pH de la piel – Hidratación diaria

Para que la piel esté sana y pueda realizar todas sus funciones, es fundamental que esté adecuadamente hidratada .

Para humectar tu piel , usa el mejor suero y crema dos veces al día . A la hora de aplicarlo, lo ideal sería hacerlo mientras se realiza un pequeño masaje con ambas manos .

No todas las zonas de tu piel tienen las mismas características y por eso los productos deben adaptarse a la zona. La piel del cuerpo, de hecho, es generalmente más seca que la del rostro, la piel del contorno de los ojos o de los labios es mucho más fina y delicada que la del resto del rostro, etc. Por ello, elige cremas corporales específicas para tu tipo de piel y nunca te apliques la misma crema en el rostro.

Descubre qué cremas aportan realmente a la piel el bienestar que necesita. Lea nuestra guía: cremas que funcionan y compre la adecuada para usted.

pH de la piel – Contorno de ojos

El contorno de ojos es una zona con una piel mucho más sensible, fina y delicada, por lo que necesita cuidados con productos específicos. Para eliminar las arrugas de las patas de gallo debes aplicarlas en el contorno de los ojos dos veces al día, con suaves toques con los dedos sobre el hueso orbitario.

pH de la piel – Contorno de labios

Los labios son una de las zonas del rostro más olvidadas y solo los recordamos cuando se agrietan y nos molestan.

Dentro de la rutina diaria debes incluir la hidratación de los labios con un producto balsámico y reparador. En invierno, cuando haga frío, o si estás resfriado, aplica el bálsamo también en la zona nasal para evitar irritaciones.

pH de la piel – Protección solar

Los protectores solares deben usarse todos los días, tanto en verano como en invierno y no solo cuando vas a la playa. Utiliza un producto con un alto índice de protección y una textura que sea cómoda y se adapte a tu estilo de vida, para que no te resulte difícil insertarlo en tu rutina diaria y aplicarlo regularmente.

El sol incide continuamente en tu piel y puede provocar manchas solares en el rostro , quemaduras, envejecimiento prematuro. También aumenta el riesgo de cáncer de piel, por lo que saltarse este paso no es una opción: su salud está en juego

pH de la piel – Exfoliación

La exfoliación es necesaria para ayudar a la piel a renovarse y eliminar las células muertas de la epidermis. Sin embargo, la frecuencia con la que uses un exfoliante facial depende de tu tipo de piel. Para pieles secas, una vez a la semana o cada dos semanas puede ser suficiente, pero para pieles grasas es recomendable aumentar la frecuencia.

pH de la piel – Mascarillas

Las mascarillas deben usarse una o dos veces por semana , preferiblemente después de la exfoliación. Gracias a ellos aportas a tu piel un cuidado intensivo y una hidratación profunda. Los puedes encontrar en forma de limpiadores, hidratantes, cremas reafirmantes , exfoliantes, aclarantes, despigmentantes, calmantes, etc.

Conclusión

Para tener una piel sana es necesario cuidarla y prestar atención a los productos que se le aplican, ya que alterar el pH de la piel puede derivar en problemas cutáneos .

Por último, recuerda que beber suficiente agua y llevar una dieta sana rica en frutas y verduras te aportan las cantidades adecuadas de vitaminas y antioxidantes que harán que tu piel esté mucho más hidratada y radiante.